Controlar la diabetes depende del apego al tratamiento

2018-05-15 DIABETES

24 Horas

La falta de educación en los pacientes con diabetes para apegarse al tratamiento aumenta el número de pacientes mal controlados, reveló una especialista.

No seguir las indicaciones provoca pérdida de la visión, daño en órganos, trasplantes, amputaciones e infartos cardíacos y cerebrales.

Desafortunadamente, en México, solo uno de cada cuatro pacientes está bien controlado, señaló la doctora María Elena Sañudo Maury, gerente médica del área terapéutica de diabetes del laboratorio farmacéutico Sanofi México.

Este padecimiento ocurre cuando se presentan niveles altos de glucosa en la sangre. Si no se controla, dañan el organismo hasta producir complicaciones crónicas que a la larga disminuyen la calidad de vida de los pacientes y sus capacidades, apuntó.

Según cifras de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), de 2016, la diabetes en los mexicanos mayores de 20 años de edad pasó de 9,2 % en 2012 a 9,4 % en 2016.

En 2016, estos datos llevaron a la Secretaría de Salud a declarar una emergencia nacional por esta enfermedad y se estima que en México, 12 millones de personas viven con diabetes, de las cuales solo 4,5 millones están diagnosticadas.

Los pacientes deben entender que el 80 % del éxito del tratamiento depende de ellos, de hacer las cosas saludables, de apegarse al tratamiento y tomarlo correctamente, expuso Sañudo.

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó el uso combinado de insulina glargina con lixisenatida.

Es la combinación de dos fármacos muy potentes que controlan tanto la glucosa de ayuno como la glucosa después de consumir alimentos”, explicó la experta, al detallar que junto a la dieta y el ejercicio, hay medicamentos que también son muy efectivos.

El reto, compartió, es lograr que este tipo de tratamientos estén al alcance de la población a través de los sistemas de salud pública.

Lo que debes saber…

Ceguera, por las lesiones en los vasos sanguíneos de los ojos.

Insuficiencia renal, a causa del daño al tejido de los riñones.

Impotencia sexual, debido al daño en el sistema nervioso.

Amputaciones, por las lesiones que ocasiona en los pies.

*Datos del Instituto Nacional de Salud Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *