¿Por qué las caguamas se llaman caguamas?

excelsior.com.mx | LUIS CARREÑO | VICE MÉXICO

CIUDAD DE MÉXICO.

Suelo tomar mucha cerveza, me encanta, y esta práctica existe desde hace mucho tiempo. Pero si nos remontamos a su origen, es complicado definir una sola historia para comprender esta bebida. Alrededor de este popular brebaje giran un montón de especulaciones y datos históricos, pero a pesar de tener tanta información, las dudas se mantienen latentes.

Cerveza y pan

Fueron los pueblos sumerios, egipcios y elamitas quienes la desarrollaron con mayor éxito. Las evidencias históricas más viejas sobre esta bebida reposan cerca del año 3,000 a.C. encontradas en el Godin Tepe, un sitio arqueológico situado en Irán. Existen otras especulaciones sobre la cerveza y el pan: se dice que guarda una relación muy estrecha con él por su método de preparación y fecha de invención, cerca del 10,000 a.C.

Por su parte, en el lado egipcio, el Papiro de Zósimo de Panópolis (siglo III) es considerado la receta más antigua de esta bebida, que consistía en fermentar panes de cebada un poco crudos. Sin embargo, al final no podríamos considerar esta receta plenamente como “cerveza” debido al proceso de desarrollo que se vivió más adelante.

La industria

Mucho tiempo después llegó la industria: fue cerca de 1970 cuando se priorizó la cantidad, lo que dejó a la calidad en un segundo plano. La producción industrial se concentró en cervezas de gama media y baja, particularmente lager. Es ahí cuando nos acercamos a la caguama. Sin embargo, antes de ser caguama fue “presentación familiar”, y existió desde la década de 1920, según un historiador de la marca pionera en legitimar este tamaño, —de la misma forma que otras marcas lo hicieron con los refrescos de medio litro—. Aún así, fue hasta 1960 que su popularidad comenzó a expandirse, al punto de conocerse de manera común como caguama.

Entre 1960 y 1970 la industria cervecera, principalmente la más antigua de México, consolidó su paso a la modernidad desechando los diseños antiguos de las latas —parecidos a latas de atún y que debían abrirse con un abrelatas—, para introducir el “abre fácil”, y la “caguama” como denominación volumétrica.

Caretta caretta

En esa parte del norte de México, donde se producía esta cerveza de talla familiar, la convivencia con las tortugas, debido a la posición geográfica, era el pan de cada día —o la cerveza de cada día—. Lugares como Sinaloa y Sonora desarrollaron platillos característicos de la región, usando como base la carne de tortugas bobas —una especie del género Caretta—, también conocidas como cayume, cabezonas o —y aquí es de donde nace todo—, caguamas. Estos platillos, como la Cahuamanta, se realizaban utilizando carne de estas tortugas, hasta que este animal pasó a formar parte del listado de especies en peligro de extinción. Actualmente estos platillos se siguen realizando, pero con carne de mantarraya.

Es así que el nuevo nombre de las cervezas familiares llegó gracias a las tortugas que visitaban las costas mexicanas. Las tortugas bobas suelen venir y desovar en esta parte de México, son enormes y por sus colores encajaron perfecto en la percepción visual que se tenía de las cervezas familiares. De esta manera se transformó la popular botella familiar de 940 mililitros en “La caguama” y con ella su consumo se disparó, convirtiendo este tamaño en un referente categórico para varias marcas de cerveza que después tuvieron a bien diseñar vertientes como “el caguamón” o la “super-caguama”, cayendo en el terreno fantasioso de una enorme y bella tortuga que viene a vacacionar a México.

A pesar de que muchos intelectuales ya conocían el origen de este nombre, habemos algunos despistados que seguramente entraremos en la nueva tendencia de “Millenials descubren”, pero con esta información podemos iniciar el fin de semana y una curiosa conversación con nuestras amistades, sólo falta el lugar ideal y reunir todos estos elementos en el plan perfecto, algo así como: “unas caguamas y unos tacos de cahuamanta con tortilla de caguama”, porque en Zongolica, Veracruz, las tortillas las hacen con un tipo de maíz al que, para variar, también le dicen caguama.